15 agosto 2008

Destellos

Para ahogar hondas penas que tengo.
Que me matan y que no se van,
Yo levanto temblando en mis manos
esta copa de rubio champán.
Los invito conmigo a beber
que bebiendo se habrán de olvidar
los destellos de amores perdidos
que suelen los ojos de llanto nublar
.
Yo he sabido otras veces beber
en la fuente de sus labios rojos,
y a la luz de sus lánguidos ojos
muchas noches de amor me embriagué
Pero, amigos, ella me olvidó
y en el fino cristal de esta copa
me parece que veo la boca
que mil veces mi boca besó.
.
En mi alma quedaron destellos
de ese amor que no se irá jamás
pues, por mas que lo intentó, no puedo
esa sed que me quema apagar.
Si esta noche borracho me ven,
a mí mismo me quiero engañar;
Y es por eso que, amigos, invito:
Bebamos, me quiero aturdir con champán!
.
Yo he sabido otras veces beber
en la fuente de sus labios rojos,
y a la luz de sus lánguidos ojos
muchas noches de amor me embriagué
Pero, amigos, ella me olvidó
y en el fino cristal de esta copa
me parece que veo la boca
que mil veces mi boca besó.
.
Si esta noche borracho me ven,
a mí mismo me quiero engañar;
Y es por eso que, amigos, invito:
Bebamos, me quiero aturdir con champán!
.
Música: Francisco Canaro - Letra: Juan Andrés Caruso
Canta Julio Sosa
DESTELLOS - JULIO SOSA

7 comentarios:

Juani lopes dijo...

bonito tango, aunque el alcohol no soluciona nada,
saluditos

São dijo...

Gostei de ouvir, mas acho que a dependência seja do que for não é solução.
Besos, zogia.

Poetiza dijo...

Hola, no conocia esta cancion, me gusta la letra, un beso amigo, cuidate.

Rodolfo N dijo...

Juani:
Desde ya!.
Además soy abstemio, pero el tema me gusta.
Cariños.


Sao:
Obrigado amiga!
Beijos!


Poetiza:
Me alegra que te guste.
Besos!

Joselu dijo...

Brindo contigo con una copa de champán y este tango hermoso. Gracias por tu comentario. Se acabaron las vacaciones y volvemos a trabajar entre amigos. Un abrazo.

simalme dijo...

Qué preciosidad, de vez en cuando la vida se queja así de hermoso.

Rodolfo N dijo...

Joselu:
Brindo por tu regreso, amigo!
Un abrazo.

Silvia:
Siempre la vida me regala tu visita.
Besos