09 noviembre 2009

La luz de un fósforo


Nos encontramos, tú y yo,
y a conversar nos detuvimos.
Un algo raro tenías
cuando callabas, cuando reías...

La esgrima sentimental
al fin surgió la tarde aquella.
Después... ¡qué poco quedó!
El viento todo lo llevó...

La luz de un fósforo fue
nuestro amor pasajero.
Duró tan poco... lo sé...
como el fulgor que da un lucero...

La luz de un fósforo fue,
nada más, nuestro idilio.
Otra ilusión que se va del corazón
y que no vuelve más.

En todo, siempre el color
es del cristal con que se mira.
De rosa, yo te veía,
cuando callabas, cuando reías.

Después, con otro cristal,
cambió el color y ya no eras...
La vida es toda ilusión
y un prisma es el corazón.
.
Enrique Cadícamo


6 comentarios:

São dijo...

Que foto más hermosa!

A música não deu para ouvir...

Besos, estimado amigo mio.

Poetiza dijo...

Letra y musica hermosa. No la conocia. Fue un placer amigo Rodolfo,. Un beso, cuidate.

Cleopatra dijo...

Gosto!

São dijo...

Te venho desejar um óptimo final de semanam amigo mio.

Abrazo furte.

Rodolfo N dijo...

Poeiza:
Es un tango que me gusta mucho.
Besos,amiga


Cleopatra:
Me alegro

Sao:
Gracias por tus visitas y tus buenas ondas.
Beijos

Poetiza dijo...

Saludo y beso, cuidate Poeta.